CENIT portavoz de la regional exterior de la cnt-ait

"SI CADA REFUGIADO ESPAÑOL NARRASE SIMPLEMENTE LO QUE HA VIVIDO, SE LEVANTARÍA EL MÁS EXTRAORDINARIO Y CONMOVEDOR DE LOS MONUMENTOS HUMANOS" FEDERICA MONTSENY, 1978

24 agosto, 2006

CENIT 988 de 22 de agosto: "Memoria en carne viva"


"Memoria en carne viva", formato pequeño con más de 100 páginas redactadas por Joaquín Mindán con las notas hechas por Pascual Castejón sobre sus 5 años pasados en los campos de la muerte alemanes.
Ya nos ocupamos un poco en CeNiT dedicando a Castejón la necrológica cuando falleció hace un año, pero este libro, por la historia que narra es excepcional y no es un abuso volver a referir semejante calvario. Diré que hecho de él un índice cronológico con más de 100 fechas que merecen ser grabadas en mármol y un índice alfabético con 200 nombres que también merecen un mármol de recuerdo. Y agradezco mucho a Mindán por la forma que ha compaginado todo. Idem merece la imprenta de Castelldefels que lo ha editado.
Yo lo he leído con gran entusiasmo porque además sin jactancia alguna, yo también iba en el tren que lo condujo hacia aquellos crematorios ; fue la Gestapo de Vichy la que tras trasladarme por 4 campos de concentración : St-Cyprien, Vernet, Septfonds y Bram, desde éste, en aplicación del S.T.O. (Servicio de Trabajo Obligatorio) me suben a un vagón de mercancías (iban 5 vagones) cuatro de los cuales, pasando por Drancy llegaron al de Mauthausen, mientras que el mío se paró en Orléans, nos hacen bajar y puestos en fila, los amos nos miraban, nos palpaban los brazos y nos escogían, muy hambrientos ya que de Bram a Orléans, el tren puso dos días y nosotros dentro sin probar bocado y sin una gota de agua.
y ¿Qué nos dice Castejón? Que él llegó a Alemania en las mismas condiciones, que su peso normal era de 78 kg y que en el campo de Mauthausen sólo pesaba 25, teniendo que subir por la famosa escalera, piedras sobre las espaldas que pesaban 30 kg. Podemos imaginarnos la escena. Castejón se salvó de la muerte pero a su lado como él murieron muchos calandinos que habían ya luchado contra el fascismo como miembros de la columna Durruti. No disimula su ideal cerca del anarquismo, menciona a la AIT a la república a personalidades como Azaña, al triángulo azul o rojo con que marcaban en esos campos de exterminio a los españoles y a los judíos ; nos recuerda la batalla de Alcubierre, Belchite, Bielsa, Brunete, Barcelona, Barcarès, Calanda, Caspe. Daladier y su No-intervención, Dunkerke, el Danubio, el Ebro y muchos otros lugares que, por ser cachorros de Durruti, combatimos juntos. Nos recuerda a Himler y su comportamiento con los Kapos. También al general Miaja, a Malraux, a Negrin, a Narvik, a Petain, a Riguelme, a la batalla de Stalingrado, los SS.
Su vuelta a España una vez muerto el gran cerdo, también a Rodríguez Zapatero que va a presidir el homenaje a los republicanos españoles muertos en las cámaras de gas. En fin un libro que debe ser leído y estudiado por toda persona que quiera saber sobre lo que fue el nazismo y el fascismo.
He de hacer mención al compañero calandino Cesáreo Ferrer que en Mauthausen fue asesinado y quemado por negarse a ser Kapo.

Comenta Miguel Celma

1 Comments:

  • At 9:44 p. m., Blogger puendeluna no oficial said…

    Me gustaría saber el segundo apellido de Cesáreo Ferrer pues conozco a un Cesáreo Ferrer nacido en Puendeluna y al que unas páginas francesas le ponen la misma historia que a este Cesáreo Ferrer...por otro lado conozco un Cesáreo Ferrer Ariño que era de Alcorisa...

     

Publicar un comentario

<< Home